Razones para leer más

Hace unos días leí una noticia sobre los resultados del informe “La lectura en España 2017”. Según el mismo, los españoles nos encontramos en una fase de estancamiento en relación con el nivel de lectura: casi un 40% de los ciudadanos no leyó ni un libro durante el año 2015.

Beneficios para dar y tomar

Sin embargo, los expertos afirman que leer mejora la empatía y es una excelente manera de mantener en buena forma el cerebro. La memoria, la percepción y el razonamiento se ven favorecidas por esta actividad que solo desempeña de forma regular poco más de la mitad de la población española.

Cuando leemos activamos las cortezas occipital y temporal, ya que son las que usamos para descodificar las palabras y convertirlas al mismo tiempo en sonidos dentro de nuestra mente. Por su parte, la lectura nos evoca también recuerdos que activan el hipocampo y el lóbulo temporal medial. Además, la parte sentimental que puede tener una novela afecta directamente la amígdala. En cuanto a la semántica, esta se relaciona con la corteza prefrontal.

Foto de lamenteesmaravillosa.com
Foto de lamenteesmaravillosa.com

Un lector, un cerebro feliz

Paralelamente, también está comprobado que leer disminuye el estrés y ayuda a desarrollar habilidades sociales. Aparte está el conocimiento que nos aportan los libros y todas las aventuras que vivimos sin salir de casa, claro.

En conclusión, la actividad cerebral derivada de la lectura es tan amplia como beneficiosa para nuestro cerebro. Sobran razones para coger un libro, tanto de ficción como de no ficción, y activar así todas las áreas del cerebro mencionadas arriba.

Creo que a ti, que sigues mi blog, no te tengo que convencer de nada. Solo quería compartir los preocupantes resultados del informe y animarte a que difundas la pasión por la lectura, como hago yo a través de esta plataforma. ¡Larga vida a los libros!