Sobre leer a los niños en voz alta

Hola, queridos lectores. Hace unos días hablábamos de lectores electrónicos de libros, pero hoy volvemos a la vieja escuela del libro en papel. Es más, volvemos a cuando éramos pequeños y nuestros padres nos leían cuentos en voz alta antes de acostarnos. ¿Os acordáis? Pues recientemente se ha demostrado que esta práctica tiene beneficios psicológicos para los más pequeños. Te contamos más a continuación.

Desde el corazón

Miembros de la asociación española Entrelibros, que tiene voluntarios que acuden a hospitales para hacer lectura en voz alta, afirman que gracias a esta actividad se establecen relaciones emocionales entre el adulto y el niño y se da la oportunidad de tener tiempo para una buena comunicación, en la que se pueden tratar temas importantes. Esta asociación, además, desarrolla la lectura en voz alta como ayuda social. Apoyan, de esta forma, a los niños enfermos de los hospitales, los que se muestran muy contentos de que compartan un rato con ellos. Como valor añadido, se fomentan los hábitos lectores de los más pequeños con algo tan asequible como libros de segunda mano adquiridos en https://www.baratos.online.

Hay voluntarios que llevan años en esta asociación. Leen tanto a bebés de meses a adolescentes, lo que tiene un impacto positivo en su proceso de curación. Aunque no se puede demostrar científicamente, algo aparentemente tan sencillo como leer con ellos, contarles historias, les brinda ánimos y compañía, algo muy necesario durante los duros momentos de superación de una enfermedad.

lectura_niños
Foto de parabebes.com

Todo ventajas

Por si fuera poco, los más pequeños se beneficias de las ventajas de la lectura como cualquier otro niño. Es decir, potenciamos su imaginación y sus técnicas de lectura. Los voluntarios, por su parte, intentan contar cuentos con alguna moraleja interesante que invite a la reflexión o que despierten sentimientos en los niños.

Más allá de asociaciones como Entrelibros, leer en voz alta es algo que podemos practicar cada noche con nuestros hijos. Acostarles teniendo el tiempo suficiente de convertirlo en un pequeño ritual es muy beneficioso para establecer vínculos emotivos. Dedicarles un rato, acurrucarse con ellos en la cama mientras leemos y, en general, el contacto efectivo es crucial para su buen desarrollo.

leer con niños
Foto de spoots.com

La hora de acostarse

Luego, entran en juego las preferencias de lectura de los padres y del niño. Este último sería quién debería escoger el cuento nocturno, aunque podemos darles sugerencias si, como suele pasar, siempre eligen el mismo. Por otra parte, otro recurso es contarles historias inventadas si tenemos capacidad para la improvisación, ya que para los niños será mucho más emocionante. Si no, los libros de fotos (también en versión digital para los más modernos: https://www.baratos.online/libro-fotos-digital) resultan verdaderamente útiles en el sentido de que a partir de una foto puede surgir toda una historia. Podemos también enlazar varias fotos de modo que se forme un cuento con una moraleja al final.

Sea como sea, la imaginación es tan importante en los niños como en los padres. En efecto, ser capaces de despertarles la curiosidad y mantenerlos atentos no siempre es tarea fácil.